¿Cómo financiar una startup?

0
53
financiar startup

La financiación de startups significa gran parte de los recursos de las empresas en fases iniciales. Encontrar financiación  y las fuentes de financiación para emprendedores adecuadas es un reto al que todo empresario debe enfrentarse. En este artículo vamos a introducir las diferentes fuentes de financiación y alternativas a las que suele acudir un emprendedor en busca de los recursos necesarios e indispensables para poner en marcha su startup.

Tipos de financiación de startups

  • Subvenciones: Financiación para empresas que ya se han puesto en marcha, pues requieren más tiempo y las solicitudes son más lentas. El emprendedor no pueden contar con ellas desde el momento inicial, pero pueden ser de gran ayuda en el éxito de la empresa. Los requisitos son exigentes y requieren de más burocracia que otras opciones.
  • Préstamos (participativos): Interés fijo e interés variable en función de la evolución de la empresa que se ha beneficiado por el préstamo. Son préstamos que realizan diferentes tipos de entidades públicas o privadas. Se puede amortizar anticipadamente a cambio de determinadas condiciones.
  • Concursos y premios: Solo apto para los mejores proyectos de empresa, pueden suponer un gran impulso inicial en fases seed o pre-seed. Organizados por entidades, organizaciones y todo tipo de organismos privados.
  • Venture Capital o capital riesgo: Se trata de un tipo de inversión en empresas con capacidad de crecimiento y alto riesgo para las sociedades. Inyección de capital a cambio de una parte del capital social y puestos de dirección en la empresa.
  • Financiación bancaria: El tipo de financiación tradicional vía préstamos bancarios. Suelen necesitar avales o garantías. En determinadas ocasiones, según el banco, pueden consistir en productos de financiación bancaria especial para emprendedores, con unas condiciones mejoradas.
  • Business Angels: Empresarios individuales que invierten su patrimonio en nuevas empresas que les devuelvan rentabilidad. El riesgo es alto, pero la implicación en los proyectos es mayor. Del mismo modo que el Venture Capital, a cambio de la inversión se recibe una participación de la empresa correspondiente a la aportación de capital.
  • Crowdfunding: Micro aportaciones de usuarios individuales a partir de plataformas especialmente destinadas para ello. A cambio se reciben recompensas acordadas en el momento de la “donación”.
  • Crowdlending: Las personas ofrecen su dinero a cambio de un interés, la empresa dispondrá de nuevo capital sin tener que contar con los bancos, pero tendrá una deuda pendiente con los que han aportado el capital de manera individual. También se realiza mediante plataformas específicas.

Si todos estos métodos de financiación para startups fallan, siempre quedarán los FFF, amigos, familia y locos. Tu entorno más cercano al que seas capaz de convencer y crear acuerdos para que tu empresa crezca.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here